Ríos de corrientes bravas
lloran su caudal.
Hordas de sonrisas corrientes
proclaman mediocridad.

Oleajes bajo control,
atrezzo en forma de diques,
felicidad bajo el sol.
Por la espalda; hilos para soñar.

Ya no molestas cuerdas a cada paso,
duelen y escuecen.
Dibujando huellas de un trazo.

Incómodos saltos de astronauta
ríen fieros, presos del miedo.
Desenredemos hilos en sigilo.

Share: