Huellas

Hace tiempo que andas perdido,
andas sin mirar atrás,
sin mirar hacia delante,
sin un punto fijo en el horizonte.

Las huellas del pasado
ahora están delante de ti
pero no son las mismas,
tus pasos… tus pasos simplemente no son los mismos.

Los pies bailan a ritmos de blues
un compás hasta ahora desconocido,
igual que al mirar viejas fotos
y no reconocer tu sombra ni a nadie.

Pero sigues adelante,
– Nadie me puede parar – piensas…
Desplazado en cada huella, sigues
caminando hacia adelante pero no te encuentras.

Desubicado hasta en el reflejo
de ese maldito espejo que no te devuelve
tu silueta, sino la mía.
Y no comprendo, no entiendo,
en qué momento me perdí para acabar siendo yo.

Pero continúas, esbozas esa sonrisa
estúpida que te hace parecer más idiota.
Te mueves por el mundo por el
simple hecho de que el mundo se mueve.

Siempre has tenido claras las prioridades,
jamás las perdiste de vista ni un solo minuto.
Siempre fiel a ellas te desviaste del camino
para volver y encontrarte a ti mismo.

Share: